Plantación de olivos, olivar intensivo y superintensivo. Plantación de almendros y servicios agrícolas

Plantación de olivos utilizando sólo variedades certificadas

En Agrariaolive somos especialistas en plantación de olivos en cualquier marco. Renovamos también su explotación tradicional cuando ésta ha agotado su vida útil, o en el caso de presencia de enfermedades que hagan inviable su actual explotación.

El olivar intensivo se caracteriza por conseguir densidades de entre 200 y 600 árboles por hectárea. Las plantas en el cultivo intensivo tienen una vida útil que puede superar los 40 años. 

Por su parte, el olivar superintensivo logra densidades de entre 1000 y 2000 árboles por hectárea, situándose la vida útil de los olivos superintensivos entre 20 y 25 años. Para su recolección se utiliza también la cosechadora de aceitunas, lo que permite una reducción sustancial de costes mano de obra respecto al olivar tradicional.

Con una dilatada y demostrable experiencia en plantación de olivos de diferentes variedades y  sistemas de cultivo, en Agrariaolive te asesoramos sobre la fórmula más óptima para que tu explotación agrícola ofrezca la  máxima rentabilidad, pensando no sólo en el corto, sino también en el medio y largo plazo. Nuestro objetivo es tu objetivo: que tus olivos crezcan de forma sana y te generen un gran rendimiento económico de forma sostenible.

Para ello tenemos en cuenta diversos aspectos, siguiendo una metodología científica para que obtengas los mejores resultados.

Climatología en la zona de plantación

Para la elección de la variedad de olivo a plantar, se considerarán aspectos la temperatura, la pluviometría, la frecuencia de tormentas y de granizo y la frecuencia e intensidad de viento. Variedades de olivar que son óptimas para un determinado clima no lo son para otro. En Agrariaolive elegimos la variedad óptima en todas las plantaciones de olivos que realizamos.

Las principales variedades que trabajamos son las siguientes:

Es una de las variedades con mayor porcentaje de extracción de aceite. Procedente de la localidad de Arberca (Lérida) de donde toma su nombre, se encuentra muy extendida en Andalucía (Córdoba, Sevilla, Jaén, Málaga, etc) por el gran valor comercial de su aceite. Es la variedad más utilizada en cultivo intensivo y superintensivo
Muy adecuada para el sistema de olivar superintensivo. Destaca por su bajo vigor y limitado crecimiento vegetativo, lo cual permite incrementar la densidad de plantación. Precoz entrada en producción y productividad muy elevada y constante. La maduración es tres semanas más tardía que Arbequina. Resistente al repilo y baja resistencia al frío.
Las zonas de mayor producción son Jaén, Córdoba, Granada, Málaga, Ciudad Real y Badajoz. Se caracteriza por su alta productividad y por adaptarse fácilmente a las condiciones del clima y suelo. Se trata de una variedad muy apreciada por la precocidad de su producción, facilidad de cultivo y calidad del aceite de oliva que se obtiene, destacando en este la alta proporción de ácido oleico. Es un árbol de gran vigor, con ramas cortas, muy resistente a las heladas, aunque se adapta mal a las sequías prolongadas y los terrenos excesivamente calcáreos.
La zona de mayor producción en España es en Córdoba, protegida con DO Baena y Priego de Córdoba.
Es una variedad muy resistente al verticillium, por lo que se ha utilizado en el caso de plantación de olivos de renovación cuando una explotación se ve afectadas severamente por esta enfermedad.
Al igual que la variedad empeltre, esta variedad de olivo se ha extendido rápidamente por su moderada resistencia al verticilium. Tiene además diversas ventajas, como su rápida entrada en producción (menores costes de poda de formación), mayor crecimiento vegetativo y mayor garantía sanitaria.
Es una variedad que se ha utilizando en cultivo intensivo, es una variedad muy resistente al verticilium y a la sequía.
Considerada como la primera variedad de olivo seleccionada para su utilización en plantaciones de olivar en seto (olivar superintensivo). Es una variedad protegida, obtenida por investigadores de la Universidad de Córdoba y el Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria (IFAPA) en el marco de un programa de mejora genética de olivo que ambas instituciones llevan a cabo desde 1991.
Al igual que la variedad arbosana, es muy variedad apta para el sistema superintensivo, de porte erecto-abierto y vigor medio- alto, dificultando la formación en eje central. Es muy productiva y de precoz entrada en producción. Tiene un rendimiento en aceite muy elevado. Su plantación más adecuada es en parcelas elevadas y con buena exposición solar, por su baja resistencia al frío.
Trabajadas por Agrariaolive: verdial, hojiblanca y manzanilla.

Características del terreno

Si la climatología es un factor a tener en cuenta, también lo es el terreno donde tendrá lugar el cultivo. Las propiedades físicas del suelo son un aspecto a tener en cuenta en la elección de la variedad de olivo, para lo que se realizan muestras representativas del suelo de la parcela siguiendo los más estrictos protocolos agrónomos. Agrariaolive analiza la textura del suelo, su permeabilidad, su estructura (granulometría, tamaño y capacidad de aeración), existencia de capas freáticas. Sus propiedades químicas (ph del suelo y subsuelo) y contenido de materia orgánica. Si bien la mayoría de los suelos son adecuados para el cultivo del olivar, el grado de acidez del suelo condiciona la existencia de distintos nutrientes en el mismo.

Agricultura de precisión

Elección de la variedad a plantar

En Agrariaolive elegimos la mejor variedad de considerando como principales criterios la adaptación al clima y suelo, la productividad, el ciclo de maduración, el vigor y la resistencia a plagas y enfermedades.

Utilizamos los mejores materiales auxiliares, principalmente tutores y protectores. Porque tu olivar merece materiales de primera calidad, que garanticen su crecimiento y rentabilidad.

Preparado del terreno

El preparado del terreno es una labor muy costosa, ya que conlleva la utilización de maquinaria pesada, si bien su correcto planteamiento y ejecución es muy importante para el rendimiento del olivar. Además, hay que considerar que sus efectos se prologarán durante décadas, por lo que prestamos especial atención a esta labor.

Aparte de las prácticas como la eliminación de malas hierbas y restos vegetales de cultivos anteriores con la suficiente antelación, la preparación del suelo se realizará respetando al máximo su estructura, evitando escorrentías y encharcamientos, que afectan gravemente a los árboles donde se producen.

Teniendo en cuenta la pendiente del terreno, se preparará el mismo adecuándolo a la s dimensiones y características del alomado para reducir en todo lo posible la erosión natural del suelo.

Plantación

La plantación propiamente dicha se realizará en la mejor época del año (normalmente a finales del invierno, cuando se evitan los fríos severos y se aprovechan las lluvias de primavera. Con carácter previo se hará el necesario replanteo.

La ejecución de la plantación se realizará de acuerdo al diseño establecido. En este diseño se establecerá el marco de plantación, que determinará la densidad de árboles por metro cuadrado de terreno. En este aspecto es importante tener en cuenta disponer de una anchura suficiente para que la maquinaria trabaje con amplitud suficiente, así como para que las plantas se desarrollen sin sombreamientos entre ellas, que reducen drásticamente su rendimiento productivo.

Asimismo, se determinará la orientación óptima del cultivo teniendo en cuenta no sólo la orientación de la luz solar, sino también la forma de la parcela y los vientos dominantes en la zona de cultivo. En este punto, se decidirá la separación entre las copas de los distintos olivos, la altura de los árboles y la distancia de separación de postes.

En Agrariolive realizamos un especial seguimiento de las explotaciones jóvenes, más frágiles frente a distintas enfermedades del olivo, como la mosca del olivo o la prays del olivo, entre otras patologías. Somos una empresa líder en la aplicación de tratamientos contra plagas y enfermedades del olivo que garantizan en todo momento la salud y rentabilidad de su plantación de olivos.

En el cultivo intensivo y superintensivo que realizamos, la poda de formación es una labor fundamental para que los olivos sea productivos en el plazo menor de tiempo posible, así como para aportar a la copa de los árboles una buena mayor aireación e insolación. La agricultura de precisión de Agrariaolive facilita así que no se produzcan heridas de poda que puedan afectar a la salud del árbol.

¿Estas interesado en nuestro servicio?