Plantación de olivos, olivar intensivo y superintensivo. Plantación de almendros y servicios agrícolas

Los más modernos métodos para luchar contras las enfermedades del olivo

En esta página podrá encontrar información científica sobre las enfermedades y plagas del olivo

Que tu olivar esté libre de enfermedades es crucial. Las enfermedades del olivo pueden reducir el rendimiento de una explotación gravemente (ya sea de olivar tradicional, o de olivar intensivo y olivar superintensivo), pudiendo poner en riesgo la propia vida de los árboles en los casos más graves como la verticilosis.

Agrariaolive garantiza la aplicación de los más estrictos protocolos para minimizar la posibilidad de aparición de plagas y enfermedades del olivo en una explotación. Así, por ejemplo, todos nuestros olivos proceden de viveros certificados libres de verticilium, garantizando de este modo unas plantas libres de este hongo antes de momento de la plantación.

Somos especialistas en la aplicación de los más modernos tratamientos para el tratamiento de las principales enfermedades del olivo y plagas del olivo que pueden afectar a una explotación, siempre aplicando las materias activas autorizadas (reglamento específico de Producción Integrada del cultivo tanto autonómica como estatal) y con el máximo respeto al medio ambiente.

Confíe en agrariaolive para el tratamiento de su olivar. Las principales plagas y enfermedades del olivo en las que estamos especializados son las siguientes:

 

Repilo (Cycloconium oleaginea)

También llamado ojo de gallo o vivillo, es una de las enfermedades más graves que pueden afectar a una plantación de olivos.

Esta enfermedad provoca una defoliación precoz del olivo, afectando seriamente a la producción y debilitando a los árboles a largo plazo. Las lesiones que provoca la enfermedad se localizan especialmente en las hojas. Con menor frecuencia afecta también a los frutos y a sus pedúnculos o cabillos.

Los síntomas característicos se manifiestan en el haz de las hojas, donde cmoienzan a aparecer manchas circularesoscuras, en ocasiones con un halo amarillento alrededor. En ocasiones estos síntomas afectan a toda la hoja. El desarrollo de las conidias del hongo sobre la hoja provoca que las manchas vayan adquiriendo un color negruzco a medida que envejecen; en otras ocasiones, sin embargo, la coloración es glis o blanquecina, provocada por la separación de la cutícula de la epidermis foliar. La capa de aire que se produce entre cutícula y epidermis es la que provoca este aspecto grisaceo o blanquecino. 

defoliación precoz del olivo

Las hojas afectadas caen prematuramente -las jóvenes tardan más en caer que las de dos años- produciéndose una defoliación, a veces, bastante intensa, que deja las ramas prácticamente peladas, de donde proviene el nombre vulgar de “Repilo”.

Repilo

En lo que se refiere al fruto (a la aceituna) la infección ataca sólo al pedúnculo, donde se pueden observar manchas oscuras de forma alargada; esto provoca la aparición de arrugas en el fruto, que se seca y finalmente se desprende del árbol. Cuando la aceituna se cae, queda acompañada del pedúnculo, posibilitando de este modo tipificar el repilo como la causa de la caída del mismo.

Las infecciones directamente en la aceituna no son muy frecuentes. Cuando se producen, los frutos comienzan a presentar deformidades, ya que las zonas afectadas por el hongo presentan graves faltas de crecimiento.

El organismo causal (Spilocaea oleaginae) tiene una alta resistencia, sobreviviendo en las hojas caídas incluso en los periodos desfavorables (también en las hojas que permanecen en la planta). Cuando las condiciones ambientales lo permiten, se forman conidias disponibles para la dispersión del hongo durante todas las estaciones del año.

Las conidias se dispersan gracias a las gotas de lluvia (en pequeñas distancias). También existen evidencias científicas de la dispersión por el viento, pero en menor medida, ya que las conidias no se desprenden fácilmente por las corrientes de aire.

La infección por repilo requiere de condiciones ambientales muy determinadas. En concreto, una humedad relativa muy alta (próxima al 100%) o agua libre, y que la hoja permanezca con estas condiciones durante más de cuatro horas. Cuando estas condiciones se dan, se produce la germinación de las conidias. Respecto a la temperatura, si se cumplen las condiciones de humedad, la germinación se produce en rangos de temperaturas entre 8 y 28 grados centígrados, si bien la temperatura ideal para la infección es de 20-22 grados, es decir, una temperatura ambiente suave.

Respecto al período de incubación, varía en función de las condiciones ambientales, edad de la hoja, cultivar, etc.. Esta variación puede hacer que en condiciones óptimas el periodo de incubación sea de 10-15 días, pudiendo llegar a más de cuatro meses cuando las condiciones son menos favorables.

Existen diferencias notables en la susceptibilidad de los cultivares de olivo a la enfermedad:

  • Cultivares muy susceptibles: Arbequina, Frantoio, Manzanilla, Picholine Maroccaine, Verdial.
  • Cultivares moderadamente susceptibles: Cornicabra, Gordal, Hojiblanca, Nevadillo de San Martos, Picual.
  • Cultivares poco susceptibles: Ascolano, Farga, Leccino, Nevadillo blanco, Sevillano, Zorzaleño.

Actualmente, los tratamientos fungicidas son el único método eficaz conocido para el control del repilo, si bien determinadas medidas culturales pueden contribuir a reducir su incidencia y severidad. Por ejemplo, las podas selectivas para mejorar la aireación de la copa del olivo, especialmente en la parte del árbol orientada a norte y este (donde la incidencia de la luz solar es menor, y la humedad más elevada); también es útil la aplicación de abonos evitando el exceso de nitrógeno, ya que este componente provoca que los tejidos de la planta tengan menor considetencia y sea más susceptibles a infecciones. Otra medida cultural muy apropiada es la retirada o enterrado de las hojas enfermas caídas a final de la primavera, medida que reduce la concentración del hongo en la parcela.

En definitiva, una de las más graves enfermedades del olivo que pueden comprometer la rentabilidad de su olivar es el repilo. En Agrariaolive estamos especializados en su tratamiento.

 

Xylella fastidiosa  

Xylella fastidiosa es una bacteria con un enorme potencial patógeno. Si bien por el momento no hay presencia de esta bacteria en el olivar español, está causando estragos en el sur de Italia, donde se está propagando a un ritmo vertiginoso.

Árbol severamente afectado

 

La Xylella fastidiosa se transmite de forma natural de unas plantas a otras gracias a la acción de numerosos insectos que hacen de vectores de la enfermedad, lo que hace extremadamente complicado su control.

 

Verticilosis (Verticillium dahliae)

La selección de la adecuada variedad de olivos es un aspecto a tener en cuenta que afecta a la rentabilidad y vida útil de una explotación de olivar. En zonas con alta incidencia de verticilosis es un factor crítico, especialmente en parcelas que han sido anteriormente infectadas por este hongo.

En el caso de la verticiosis, el patógeno (verticillium) penetra desde el suelo por las raíces de la planta, hasta llegar al sistema vascular, aunque también es posible que la enfermedad la lleven los plantones desde el vivero, a los que el hongo puede haber penetrado por la raíz, o por heridas de cualquier tipo. Las plantas enfermas se defolian, caen al suelo y se descomponen, comenzando de nuevo el proceso infeccioso. Se trata de una enfermedad muy complicada de erradicar, incluso de controlar, por las siguientes características :

  • El verticillium tiene la capacidad de sobrevivir en el suelo del olivar durante años, resistiendo condiciones ambientales y biológicas muy adversas.
  • No sólo puede infectar al olivar, sino que el número de especies susceptibles de ser sus huéspedes es muy amplio.
  • Los olivos se infectan por las raíces, lo que hace muy complicado el tratamiento para evitar dicha infección.
  • Al estar ubicado el hongo en el xilema del árbol (vasos leñosos del olivo) es de muy complicada accesibilidad para su tratamiento.

 

Verticilosis

Verticilosis

Agrariaolive utiliza únicamente plantones certificados libres de inóculo, producidas por viveros de olivo en el marco del programa de inspección y certificación fitosanitaria de viveros de olivo regulado por el RD 1678/1999 del Ministerio de Agricultyra.

Además, estamos especializados en la plantación de olivos de variedades resistentes a la verticilosis, habiendo realizado cientos de explotaciones de olivar intensivo y olivar superintensivo de cómo la arbequina, el empeltre, el Frantoio, la Changlot real o la manzanilla de Sevilla, variedades que muestran una cierta resistencia al hongo. En este sentido, e

Por otro lado, seguimos de forma escrupulosa las más estrictas recomendaciones realizadas por los organismo oficiales para prevenir la aparición de esta enfermedad del olivo:

  • Análisis del suelo (cuando en el mismo no existía anteriormente olivar) para asegurar que el suelo está libre de hongo.
  • Empleo de variedades tolerantes al hongo.
  • Utilizar únicamente plantones libres de
  • Evitar el contacto con plantas o materiales orgánicos contaminados o susceptibles de contaminarse.
  • Limpiar los tractores, aperos y herramientas.
  • Utilizar siempre agua sin presencia de verticillium.
  • Realizar tratamientos biológicos con organismos antagonistas que ocupan el mismo nicho ecológico que el hongo verticillium, protegiendo así su olivar.

Si su olivar ya estuviera infectado de verticillium, Agrariaolive puede aplicar métodos de control de la verticilosis, entre los que citamos:

  • La eliminación y destrucción de las ramas sintomáticas y residuos de los árboles afectados, así como tratamientos contra malas hierbas susceptibles a la verticilosis.
  • La solarización (en el caso de superficies reducidas en aplicaciones antes de la plantación, replantación de árboles muertos por la enfermedad o plantación joven con árboles pequeños).
  • La aplicación de enmiendas orgánicas de diversa naturaleza (crucíferas, pasto de Sudán, plantas aromáticas, estiércoles, aserrines, etc) que liberan sustancias tóxicas para el patógeno: biofumigación. Este tipo de medidas han demostrado su eficacia para reducir la incidencia del hongo.

 

La ciencia está realizando númerosos avances en el control del verticillium. Agrariaolive es líder en innovación del tratamiento del verticillium, aplicando las técnicas más avanzadas en todas las fases de la explotación de su olivar.

 

Mosca del olivo

La mosca del olivo es una de las principales plagas que puede afectar a tu plantación de olivos, ya sea tradicional, cultivo intensivo o superintensivo. Agrarialive está especializada en la erradicación de esta plaga, garantizando que su olivar mantiene un estado saludable y alto rendimiento toda su vida útil.

La mosca del olivo Bactrocera oleae Gmel. es un díptero semejante a la mosca común que vemos en cualquier hogar doméstico, de un tamaño algo menor (4-5 mm de longitud). Presenta una mancha blanquecina entre tórax y abdomen muy característica. Las alas son hialinas con una mancha opaca en el extremo distal. El abdomen es de color rojizo, y en la hembra se prolonga para formar la vaina protectora del oviscapto, que es retráctil y mide casi 1 mm de longitud, por lo que es fácil distinguir los dos sexos.

Mosca del olivo

El huevo tiene forma ovoidal y alargada, liso y de aspecto blanco lechoso. Presenta dimensiones cercanas a 1 milímetro de largo y 0,2 milímetros de ancho. La larva es ápoda (no tiene patas) y su tamaño varía entre 1 milímetro (cuando nace) hasta casi 8 milimetros. Durante un año se producen entre dos y tres generaciones, siempre dependiendo de las condiciones ambientales.

 

Mosca del olivo

La hembra deposita los huevos tras 3-4 días desde la fecundación. Para ello, primero elige las mejores aceitunas para depositar sus huevos, realizando una exploración previa muy meticulosa, que llega a durar hasta 10 minutos. Examina la aceituna en todos los sentidos, hasta estar segura de que la aceituna elegida es óptima para albergar los huevos:

  • La aceituna debe estar libre de otro huevo o larva. 
  • El tamaño de la aceituna ha de ser óptimo. Ni demasiado pequeño, ni demasiado grande. El hueso ha de estar ya endurecido.
  • El fruto ha de presentar un estado de maduración óptimo.

La mosca del olivo daña fundamentalmente el fruto, reduciendo el volumen de la pulpa de la aceituna, que es utilizada por la larva para alimentarse. El daño directo en la producción de aceite se ha estimado por diversos estudios entre un 3% y un 20%. 

Los daños indirectos son mucho más serios e importantes: 

  • El fruto infectado por la mosca del olivo tiende a madurar aceleradamente, lo que puede provocar su caída.
  • Cuando la mosca del olivo ataca a una aceituna, o el adulto sale de ella tras el periodo de incubación, se produce en la aceituna un orificio que hace que sea más vulnerable a diversos hongos y bacterias que pueden provocar que la aceituna se pudra internamente. Esto a su vez produce aceites de mala calidad en la aceituna de molino, tanto en su sabor como en su olor, que podrían incluso en las infecciones más severas llegar a alterar el color y viscosidad del aceite.
  • En la aceituna de mesa (que se recoge antes que la aceituna dedicada a la producción de aceite) la presencia de la mosca del olivo es sensiblemente menor, pero su presencia hace que el precio del producto se devalúe sensiblemente.

Agrariaolive aplica los más modernos tratamientos contra la mosca del olivo:

  • Tratamientos de control químico.
  • Tratamientos con trampas quimiotrópicas.
  • Tratamientos con trampas coloreadas o cromotrópicas de color amarillo.
  • Tratamientos con trampas sexuales (feromonas).

 

Prays del olivo

El adulto de la prays del olivo es una polilla gris-plateada. Tiene dimensiones de hasta 6 mm (largo) y 13-14 mm (cuando extiende las alas). Sus huevos, con forma lenticular (forma parecida a una lenteja) son de color blanquecino, que va haciéndose amarillento a medida que avanza la incubación. La oruga por su parte es de color oscuro, miendiendo 7-8 mm.

PRAYS DEL OLIVO

La Prays del Olivo tiene tres generaciones al año. En cada generación varía la parte del olivo afectada:

  • Filófaga: afecta a la hoja.
  • Antófaga: afeta a la flor.
  • Carpófaga: afecta al fruto.

La generación filófaga (la que afecta a la hoja) de la prays del olivo pone los huevos en otoño, durante los meses de Octubre-Noviembre (varía dependiendo de la zona y condiciones ambientales), Las larvas pasan el invierno en el interior de las hojas, donde realizan galerías y se alimentan. Cuando llegan los meses de feberro y marzo, reinician su actividad. En esos meses cambian de hoja, realizando un capullo e seda en el envés de la hoja. Aproximadamente en el mes de abril surge una mariposa de dicho capullo.

Los adultos de la generación antófaga (la que afecta a la flor) de prays del olivo  realizan la puesta en el cáliz de la flor durante los meses de Abril-Mayo (en plena primavera). De los huevos surge la larva, que se alimenta de las flores durante toda su fase de desarrollo. Tras dicha fase, al igual que ocurría con la generación anterior, fabrica un capullo, donde forma la crisálida.

La generación carpófaga de prays del olivo (afecta al fruto) es la que más daño hace al olivo, ya que afecta directamente al fruto. El insecto hace la puesta en el fruto recién cuajado. Algunas larvas entran en el fruto, saliendo del mismo cuando maduran, provocando la caída de la aceituna. Otras sin embargo penetran por la inserción del pedúnculo, provocando la caída del fruto en una etapa más temprana de su maduración. La crisálida la realizan entre dos hojas, en el tronco o en el suelo, favorecida por las condiciones ambientales más favorables de esta época del año.

Como hemos comentado, de las tres generaciones, la que más daño causa es la que ataca a los frutos.

Agrariaolive realiza tratamientos eficaces contra la prays del olivo, desde tratamientos de control químico hasta medios biológicos (como liberación de larvas de crisopa). Con Agrariaolive, tu plantación libre de prays del olivo.

 

Otros tratamientos

Agrariaolive garantiza el mejor tratamietno posible para su olivar en el caso de otras plagas. Destacamos entre otras siguientes:

  • Cochinilla de la tizne.
  • Barrenillo o palomita.
  • Barrenillo negro.
  • Polilla del jazmín.
  • Sarna, acariosis.
  • Paralatoria, piojo violeta.
  • Algodón, tramilla.
  • Gusanos blancos.
  • Arañuelo.
  • Mosquito de la corteza.
  • Roedores, conejos y liebres.

También tratamos las principales enfermedades del olivo:

  • Aceitunas jabonosas.
  • Podredumbres de raíz.

CONFÍE EN AGRARIOLIVE. TRATAMIENTOS DE PRECISIÓN PARA LA SALUD DE SU OLIVAR.

 

¿Estas interesado en nuestro servicio?